Seleccionar página

MANTÉN TU RELOJ BIEN CUIDADO

CAMPOS MAGNÉTICOS

Evita dejar tu reloj sobre altavoces o refrigeradores, ya que pueden generar campos magnéticos muy potentes que podrían dañarlo.

CORONA ATORNILLABLE

Atornillarla siempre a fondo para evitar que el agua penetre en el mecanismo y pueda perjudicar el reloj y su funcionamiento.

CORONA NO ATORNILLABLE

Introducir siempre hasta la posición normal para evitar que el agua penetre en el mecanismo y pueda perjudicar el reloj y su funcionamiento.

IMPACTOS

Evitar cualquier impacto contra muebles, paredes, etc… en la medida de lo posible, los golpes nunca vienen bien a la maquinaria.

LIMPIEZA

Para brazaletes metálicos y cajas sumergibles utiliza un cepillo dental humedecido con agua jabonosa y seca con un paño suave.

PRODUCTOS QUÍMICOS

Evita el contacto directo con disolventes, detergentes, perfumes, cosméticos, etc., ya que pueden dañar el brazalete, la caja o las juntas.

NATACIÓN EN AGUA DE MAR

Lavar después el reloj con agua dulce, aunque recomendamos mejor no utilizar el reloj en estas circunstancias sobre todo si lleva correa de cuero.

CRONÓGRAFO

No manipular bajo el agua los pulsadores de cronógrafo, para evitar que la misma penetre en el mecanismo y perjudique su funcionamiento.

TEMPERATURAS

Evitar las temperaturas extremas (más de 60 ºC, o 140 ºF, o menos de 0 ºC, o 32 ºF) o cambios extremos de temperatura. En la relojería mecánica afectan mucho al ritmo de marcha del reloj.

PULSERA DE PIEL

1. Evita el contacto con el agua y la humedad para impedir la decoloración y la deformación.
2. Evita la exposición prolongada a la luz del sol para impedir la pérdida de color.
3. ¡No olvidar que el cuero es permeable! Evitar el contacto con substancias grasas y productos cosméticos. No se aconseja aplicar a la pulsera limpiadores para piel.

ESTANQUEIDAD

La estanqueidad no puede garantizarse para siempre. Puede verse afectada por el envejecimiento de las juntas o un impacto accidental en la corona. Recomendamos revisar la estanqueidad del reloj una vez al año en un centro oficial COLOMER AND SONS. En general nuestros relojes son para bañarse superficialmente y no tanto para incursiones de más de 2 metros de profundidad.

RELOJ AUTOMÁTICO

El reloj ha de llevarse de 10 a 12 horas al día durante varios días. Si el reloj no se usa suficientemente, la reserva de marcha continuará agotándose y se requerirá un armado manual. La corona habrá de girarse manualmente entre 15 y 20 veces, para lograr una suficiente reserva de marcha y asegurar la precisión del guarda tiempo. Un error muy común es el de creer que, simplemente con agitar un poco un reloj automático, basta para que siga marchando y manteniendo la hora exacta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar